¿Necesitas ayuda?


Responsable SEMANTIC SYSTEMS, S.L. (NIF B-95234183)
Finalidades Atención al usuario
Destinatarios Prestadores de servicios auxiliares externos con acceso a datos, órganos jurisdiccionales, Administración Pública.
Derechos Revocación, acceso, rectificación, oposición, cancelación, limitación, portabilidad y oposición a decisiones automatizadas rgpd@semantic-systems.com
Info adicional Política de privacidad

ENVIAR

BORRAR


La Revolución Digital

Si hay algo que marca profundamente la evolución de una sociedad, y que la historia nos ha enseñado, es que hasta un pequeño cambio tecnológico puede transcender a lo meramente social y convertirse en auténticas transiciones transversales. Un ejemplo de ello fue en el siglo XIX la revolución industrial. La transformación económica, social y tecnológica que se inició en el Reino Unido y se extendió por todo el mundo supuso una de los movimientos evolutivos más importantes de la humanidad desde el neolítico. Pues bien, estamos frente a otra gran revolución en las estrategias productivas de la economía. Se trata de la era de la digitalización, que ya está aquí y ha venido para cambiar las relaciones empresariales y económicas de todo el planeta. Y para ello, es fundamental que nos preparamos, igual que se hizo en otras épocas históricas, para ser capaces de hacer frente a las nuevas realidades.

Líderes con adecuados conocimientos digitales

Nuestra larga experiencia en multitud de procesos de digitalización en distintos tipos de empresas nos revela los aspectos clave para el éxito. El primero de ellos es contar con líderes que tengan unos adecuados conocimientos digitales. Todas aquellas personas que ejerzan liderazgo en una organización deben estar involucradas en la transformación digital. Deben hacer propia la estrategia y la intención para impulsar desde su posición en la empresa. Pero además de un líder, es necesario contar con un equipo cohesionado y con iniciativas. Es fundamental redefinir los roles y las responsabilidades de los trabajadores y trabajadores e incluso crear roles nuevos para aquellos perfiles que comprenden el potencial de las tecnologías digitales y sirven de ‘puente’ entre la parte tradicional y la digital. Así, serán capaces de integrar a los demás.

 

 

Como evitar los 8 errores más habituales en la implantación de un ERP industrial

 

La capacitación de los empleados

Otra de las claves del éxito es la capacitación. Sin duda una de las claves del éxito pasa por capacitar a los empleados para trabajar de formas nuevas. La transformación digital no es sólo implementar mejoras tecnológicas, requiere también cambios culturales dentro de la empresa como la colaboración o la orientación al cliente.

 

Para ello, hay que reforzar y garantizar que los empleados clave tengan un papel de facilitadores del cambio. El aprendizaje digital debe de ser continuo y abierto. La experiencia demuestra que una empresa que empodera a sus trabajadores tiene un porcentaje más elevado de probabilidad de éxito. Pero necesitamos proporcionar las herramientas del día a día: adoptar herramientas digitales para hacer la información más accesible a toda la organización, implementar tecnologías digitales para empleados y socios y, por último, incorporar la tecnología en las operaciones de la compañía. La última clave para el éxito reside en comunicarse con fluidez a través de métodos tradicionales y digitales: la información clara es fundamental para acometer la metamorfosis digital. Cada persona que trabaje en los procesos debe entender los porqués, y cuáles y hasta dónde llegan los cambios.

Las empresas que así lo hacen, que implican a sus trabajadores, tienen hasta tres veces más éxito.

 

Añadiré alguna pauta para hacer más fácil los primeros pasos hacia la digitalización: las empresas deben ser conscientes de que tendrán que invertir y contratar habilidades diferentes, los empleados deberán de estar capacitados para trabajar de manera diferente, y estar al día con el ritmo de la era digital, y deberán ser más creativos con los canales de comunicación, combinando el tradicional correo electrónico con plataformas interactivas que permitan otros niveles de comunicación.

Ciberseguridad

En cualquier ‘revolución’ existe una guerra de acciones y reacciones. Y la revolución digital no iba a ser menos. Por eso, debemos defendernos, ya que ampliar el grado de digitalización de la empresa a ámbitos que tradicionalmente no lo estaban, como por ejemplo, la planta industrial y la fabricación obliga a que las empresas estén preparadas para hacer frente a posibles ciberataques. Existen herramientas para poner un muro a la posibilidad de ataques, para asegurar las redes OT/IT y los equipos/máquinas y evitar cualquier ataque malintencionado que podría ser fatal para la empresa.

 

En definitiva, internet ha sido el cambio tecnológico de este siglo, pero, además, ha supuesto una revolución en todos los pilares de la sociedad. Empresarialmente es una transformación trascendental en los modelos de relación empresarial, ya sea entre los equipos de la propia organización como en la relación con los clientes. Todo ello posibilitará una mayor productividad, y éxitos empresariales que a la larga también aportan al PIB de un país y a la creación de empleo. Esto es, es un beneficio para toda la sociedad. De ahí la importancia de la digitalización. Pero el futuro fue ayer porque los cambios se suceden a una velocidad de vértigo y tenemos que tomar decisiones importantes. La digitalización no es una opción, es una necesidad de presente para el futuro.

 


 

También le puede interesar leer el siguiente articulo tecnológico: ¿Qué procesos podrán ser automatizados en un futuro?

 


 

Jose Rmon Valle

José Ramón Valle, Dtor. Marketing.

Ingeniero Tec. Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Cataluña, posee Master en Marketing y MBA Executive por la Universidad del País Vasco y cursando Máster de Inteligencia de Negocio y Big Data en la UOC.